Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
2012 y Ascensión
camino al 2012 ,por Marianela Garcet
En imagen

Metafísica Nueva Energía® - (2012 y Ascensión)

Metafísica Nueva Energía® - (2012 y Ascensión)
Metafisica nueva energía
» Mensaje de los Maestros de Luz
» Carta
» Hoponopono para nuestro querido país
» Frases para acompañar tus días
» Eclipse 21 de agosto
» Entre Eclipses
» Amuletos, ¿sirven para algo?
» Saludo de fin de Año
» Para estas Fiestas
» Cuatro secretos para ser feliz
Sobre mí
FOTO

Marianela Garcet

soy Reiki Master Sistema Usui y Karuna- Profesora de Visualización Creativa-Canalizadora de Mensajes de Ángeles y Seres de Luz- Consultora y Consejera Metafísica-Creadora de la Terapia OM13® y del curso Metafísica Nueva Energía®/ Estudio de vidas pasadas sin regresión® y estudio numerológico®Master Teacher in Magnified Healing®
Me interesa el cuidado y protección de los animales y el mundo espir

» Ver perfil

Calendario
Ver mes anterior Diciembre 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31
Buscador
Blog   Web
Tópicos
» ASCENSION (28)
» CURSOS A DISTANCIA (1)
» General (6)
Nube de tags  [?]
Enlaces
» videos espirituales
» OCTOGON MISTIC
» El blog de Octogon Mistic
» Los Ángeles te hablan
» 2012 y Ascensión
» Terapias y cursos a distancia
» Marianela Garcet®
» Octogon Mistic
Al margen
¡Bienvenido/a a mi Blog!
Te doy la bienvenida y espero que este blog sea de tu agrado. Si deseas información sobre el curso preparatorio para la ascensión puedes contactarnos a metafisica@octogonmistic.com.ar

Secciones
» Inicio
30 de Noviembre, 2009 · ASCENSION

LA EVOLUCION MAS ALLA DEL HOMBRE



LA EVOLUCION MAS ALLA DEL HOMBRE


www.lasegundafundacion.com

Una nueva humanidad quiere decir, para nosotros, la aparición y el desa=
rrollo de un tipo o raza de seres mentales cuyo principio mental, no serí=
a ya una mente en la Ignorancia que busca el conocimiento, e incluso en s=
u conocimiento limitada a la Ignorancia, un buscador de la Luz, pero sin ser su propietario natural, abierto a la Luz, pero no un habitante de la Luz, sin ser todavía un instrumento perfecto, consciente de la verdad y=
liberado de la Ignorancia. En lugar de eso, poseería ya lo que podrí=
a denominarse una mente de Luz, una mente capaz de vivir en la verdad, ca=
paz de ser consciente-de-la-verdad y de manifestar en su vida un conocimi=
ento no ya indirecto sino directo. Su mentalidad sería un instrumento d=
e la Luz y no ya de la Ignorancia. En sus cumbres sería capaz de pasar a la supermente y de la nueva raza se reclutaría la raza de seres supra=
mentales que aparecerían como los líderes de la evolución en la nat=
uraleza terrestre. Ahora bien, incluso las manifestaciones superiores de una mente de Luz constituirían un instrumento de la supermente, una par=
te de ella o una proyección suya, un paso más allá de la humanidad hacia la superhumanidad del principio supramental. Sobre todo, su posesió=
n capacitaría al ser humano para elevarse más allá de lo que result=
a habitual en su pesar, su sentir y su ser actuales hasta aquellos elevad=
os poderes de la mente que, en su auto-trascendencia, se hallan entre nue=
stra mentalidad y la supermente, y pueden considerarse pasos que conducen=
hacia un principio más grande y más luminoso. Este avance, como otro=
s en la evolución, puede que no se alcanzase de golpe, y lo natural ser=
ía que no sucediese de ese modo, pero desde el comienzo se convertirí=
a en algo inevitable: la presión de la supermente creando desde arriba,=
a partir de sí misma a la mente de Luz, supondría la certeza de su e=
ventual presencia. Los primeros destellos de esta nueva Luz portarían e=
n sí mismos la semilla de sus más elevados brillos; ya en sus primero=
s comienzos estaría implícita la certidumbre de sus poderes superiore=
s; pues esta es la historia constante de cada emergencia evolutiva: el pr=
incipio de su perfección más elevada se encuentra oculto en la involu=
ción, que precede a la evolución del principio secreto.

A través de la historia de la evolución hay dos aspectos complementar=
ios que constituyen su acción y son necesarios para su totalidad; en la=
involución de la Naturaleza se halla oculto el poder secreto y el prin=
cipio del ser, bajo el velo impuesto por la Naturaleza material, y en esa=
misma Naturaleza mora la fuerza inevitable del principio que impulsa el proceso de emergencia de sus poderes y caracteres inherentes, los rasgos esenciales que constituyen su realidad. A medida que emerge el principio evolutivo, hay también dos rasgos constantes del proceso de emergencia:=
hay grados por los cuales la involución asciende y manifiesta cada vez=
más su poder, sus posibilidades, la fuerza de la Divinidad en su inter=
ior, y hay una constante manifestación de todos los tipos y formas de s=
u ser que constituyen las encarnaciones visibles, indicativas y eficiente=
s de su naturaleza esencial. En el proceso evolutivo aparecen formas y ac=
tividades organizadas de la Materia, los tipos de vida y los seres vivos,=
los tipos de mente y los seres pensantes, las luminosidades y las grande=
zas del principio espiritual y los seres espirituales, cuya naturaleza, c=
arácter y personalidad, marcan las etapas de ascenso hacia las alturas mas elevadas de la evolución y las manifestaciones más amplias de lo que es en sí mismo y ha de llegar a ser por la fuerza del tiempo y del Espíritu omni-revelador. Éste es el verdadero sentido y el auténtic=
o impulso de lo que vemos como evolución: la multiplicación y variaci=
ón de formas no es sino el modo de realizar su proceso.

Cada grado contiene la posibilidad y la certeza de los grados superiores:=
la emergencia de formas y poderes cada vez más desarrollados señalan=
hacia formas más perfectas y poderes más grandes que se encuentran m=
ás allá de ellos y cada emergencia de la consciencia y de los seres c=
onscientes correspondientes a ella hace posible el ascenso a una conscien=
cia más grande y un orden mayor de seres, hasta llegar a las divinidade=
s últimas por las cuales la Naturaleza está luchando y se halla desti=
nada a mostrar que es capaz. La Materia desarrolló sus formas organizad=
as hasta que llegó a ser capaz de encarnar organismos vivos; luego, la vida brotó del subconsciente de la planta hasta las formaciones animale=
s conscientes y a través de ellas apareció la vida pensante del ser h=
umano. La mente fundada en la vida desarrolló el intelecto, desarrolló=
sus tipos de conocimiento y de ignorancia, de verdad y de error hasta al=
canzar la percepción y la iluminación espiritual y ahora puede contem=
plar, de manera tenue, como a través de un cristal, la posibilidad de l=
a supermente y de una existencia consciente-de-la-verdad. En este inexora=
ble ascenso, la mente de Luz es un grado, un estadio inevitable. En tanto=
que principio evolutivo, marcará una etapa en el ascenso humano y perm=
itirá la evolución de un nuevo tipo de ser humano; este desarrollo de=
be llevar en sí mismo una gradación ascendente de sus propios poderes=
y tipos de una humanidad en ascenso que encarnará cada vez más el gi=
ro hacia la espiritualidad, la capacidad para la Luz, un ascenso hacia un=
a humanidad divinizada y una vida divina.

En el nacimiento de la mente de Luz y su ascenso hacia su propio yo recon=
ocible, su verdadero estatus y su provincia correspondiente tiene que hab=
er, por la propia naturaleza de las cosas, tal como son, y la naturaleza misma del proceso evolutivo, tal como es actualmente, dos etapas. En la p=
rimera, podemos ver la mente de Luz recogiéndose a sí misma a partir de la Ignorancia, reuniendo sus elementos constitutivos, construyendo sus=
configuraciones y sus tipos, por imperfectos que sean al comienzo y empu=
jándoles hacia la perfección hasta poder cruzar la frontera de la Ign=
orancia y aparecer en la Luz, en su propia Luz. En la segunda etapa, pode=
mos verla desarrollándose en esa Luz natural más amplia, adoptando su=
s configuraciones y formas hasta que se une con la supermente y vive como=
su porción subordinada o su delegada.

En cada una de estas etapas definirá sus propios grados y manifestará=
el orden de sus seres que la encarnarán y le proporcionarán una vida=
realizada. De este modo, se edificará, en primer lugar, incluso en la Ignorancia, la posibilidad de un ascenso humano hacia un vivir divino; lu=
ego habrá, mediante la iluminación de esta mente de Luz en la realiza=
ción más elevada, que puede denominarse “mentalidad gnóstica”, en una transformación del ser humano, incluso antes de que se alcance l=
a supermente, incluso en la consciencia terrestre y en una humanidad tran=
sformada, una vida divina iluminada.

Así, sea la que sea la enorme carga de lucha y sufrimiento y oscuridad en el mundo, si tal es el resultado que nos aguarda, todo lo ocurrido has=
ta entonces no será considerado, por el fuerte y aventurero, un precio muy elevado por la gloria que ha de llegar. En cualquier caso, la sombra se levanta; hay una Luz Divina que se inclina sobre el mundo y no se trat=
a sólo de un instante e incomunicable Fulgor.
Palabras claves , ,
publicado por marianelagarcet a las 16:47 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad